< Volver a Finanzas

¿Cómo usar tu tarjeta de crédito sin endeudarte?

No entres en pánico, siguiendo nuestros consejos serás un gurú del crédito.

Escrito por Silvana Spadafore

Saber cómo usar tu tarjeta de crédito de manera inteligente es clave para que no se convierta en un arma de doble filo. Los plásticos son instrumentos útiles de pago, pues evitan los riesgos de portar efectivo y también te permiten pagar tus compras en cuotas.

Según la Superintendencia Financiera de Colombia, en febrero de este año, había activas un total de 16.050.114 tarjetas. Considerando que la población ronda los 50 millones de personas… ¿Cuántas tarjetas activas tendrá cada colombiano?

En este post te damos algunos consejos para que aprendas cómo usar tu tarjeta de crédito y le saques provecho de una manera responsable.

1- Evitar endeudarte es la clave de cómo usar tu tarjeta de crédito

El primer consejo para que sepas cómo usar una tarjeta de crédito correctamente es cómo comprar. Siempre debes hacerlo con el menor número de cuotas posible. Muchas personas suelen elegir pagar a más de 6 cuotas, pero antes de decidir el plazo en el que vas a pagar, ten en cuenta que el interés es elevado, mucho mayor que el de un crédito de libre inversión, por ejemplo.

Cuando los vendedores te digan que las cuotas “ni se sienten”. ¡Mentira! Huye de ahí cuanto antes. No compres nada a 12, 24 o 36 cuotas si el producto o servicio no es realmente necesario y menos aún si no tienes el dinero para pagar.

Aprovecha las cuotas para comprar productos que realmente necesitas y que valen la inversión, ahí sí, con planificación, estarás usando la tarjeta de crédito sin endeudarte.

2- Paga puntualmente 

Ya sea que lleves a cabo el consejo anterior o que decidas pagar a cuotas amplias, una de las claves para usar correctamente una tarjeta de crédito es cumplir con las fechas de pago respectivo; de lo contrario, te cobran intereses de mora, que también son altos.

La segunda lección para aprender cómo usar la tarjeta de crédito sin endeudarte es procurar elegir una sola cuota, nunca pagar solo una parte de la factura y hacer el pago total.

Un buen termómetro para saber si puedes o no comprar es tener a la vista el dinero para los pagos. Si no lo tienes o no te alcanza, entonces ponle stop de inmediato a tus intenciones de compra con la tarjeta. Si llegó una factura que no puedes pagar, esto es señal de que necesitas dejar a un lado tu plástico y revisar con lupa tu presupuesto.

3- No financies gastos

Otra buena técnica cuando estás aprendiendo cómo usar una tarjeta de crédito es comprar bienes, como electrodomésticos. No es inteligente usar la tarjeta para gastos como comidas en restaurantes, pues en este caso tu patrimonio disminuye al aumentar tus deudas sin que se incrementen tus activos. Piensa, por ejemplo que, si nadie solicita créditos de libre inversión para pagar gastos improductivos, tampoco debería hacerlo a través de un plástico.

Sin embargo, un tipo de usuario de tarjeta de crédito son los compradores frecuentes. Aquellas personas que usan la tarjeta para hacer la mayoría de sus compras desde las más costosas como el mercado de la casa, hasta las más cotidianas como un café.

Esta es una buena opción para alguien que tiene su presupuesto doméstico al día, un gran dominio sobre su dinero y ya entendió que el límite de la tarjeta de crédito no es un dinero más allá del sueldo. Si tienes ese autocontrol probablemente ya sabes cómo usar tu tarjeta de crédito y te beneficias de su uso frecuente, ya que acumulas puntos para canjear. ¿Ah no? ¿No tienes una tarjeta que acumule millas? Mejor pasa por Compara y elige una que te permita tener más beneficios.

Pero si no tienes tal control, no te preocupes, no eres único. Existe una multitud de personas iguales a ti. En este caso, la mejor estrategia para usar la tarjeta de crédito sin endeudarse es evitar comprometer tu presupuesto y eso solo es posible a través de compras planificadas.

4- Aprovecha la fecha de corte

Un buen tip para saber cómo usar tu tarjeta de crédito es aprender a manejar tus compras con la fecha de corte. Si esta es el día 30, por ejemplo, intenta hacer tus compras importantes el 31 o el primero del mes siguiente, pues así tendrás un plazo mayor y no se verá reflejado de inmediato en la siguiente cuota.

5- No te llenes de tarjetas

Aunque te las ofrezcan, no te recomendamos tener más de dos. Recuerda que aunque no las uses, en muchos casos tendrás que pagar cuota de manejo. Es preferible solicitar que te aumenten el cupo en la que tengas.

Es difícil resistirte a un producto que deseas hace mucho tiempo, especialmente cuando lo encuentras en promoción. Un viaje, un televisor, una Play, esos zapatos o ese bolso, que tanto te gusta. Si para ti es imposible verlo y no comprarlo, la solución es simple: no salgas a la calle con tu tarjeta de crédito en la cartera. La compra sin planificación es el enemigo Nº1 para endeudarte.

6- Revisar el extracto es un buen uso de tu tarjeta

Otro tip para saber cómo usar correctamente tu tarjeta de crédito, es que comiences a guardar todos los comprobantes de pago y a mantener un control de lo que gastas. Así evitarás sorpresas cuando recibas el extracto de cuenta.

Aprender cómo utilizar la tarjeta de crédito es una buena estrategia, ya que si no sabes cuánto te cuesta realmente en vez de auxiliarte se va a convertir en una piedra en el zapato.

Estar siempre atento a los extractos, ya que pueden aparecer cargos indebidos, que pueden ser errores de los operadores o incluso producto de una clonación de tu tarjeta, así que ten cuidado. Y cuando tengas alguna duda, contáctate inmediatamente con tu banco.

7- Evita hacer avances en efectivo

Los avances en efectivo son uno de los beneficios de una tarjeta, pero solo en caso de emergencia. Hacerlo con frecuencia resulta costoso y peligroso para tu bolsillo. Además de cobrarte comisión, el interés por lo general es más alto y se difiere a un plazo mayor de 12 meses, por lo general a 18 meses.

Ahora que ya sabes cómo usar tu tarjeta de crédito, lo importante es manejarla con prudencia y teniendo en cuenta que lo que consumas tendrás que pagarlo, incluso con intereses. Toma decisiones inteligentes ¡Infórmate y compara!